Anatomía de una dirección web

Parte 22 de la serie Internet: conceptos básicos
Apoya a Proyecto Autodidacta a través de Patreon

Anatomía de una dirección web

NOTA: primera página doble que aparece por aquí. Para verla en su tamaño adecuado, haz clic en ella.

Cuando queremos entrar a un sitio web, escribimos su dirección en el navegador. Al darle a Enter, nuestro navegador comienza a descargar la página que se encuentra en dicha dirección.

Lo que llamamos dirección se conoce como URL: localizador uniforme de recursos (Uniform Resource Locator). Aunque el concepto de URL va más allá de la web y  se aplica a otros servicios de Internet, es más conocido por su aplicación en ella. Toda URL está relacionada a una dirección IP. Las URL se inventaron para acceder fácilmente a un sitio web. Una IP es más difícil de recordar y no nos da un significado como sí hace la URL.

Veamos las diferentes partes de una dirección:

HTTP://: Protocolo de transferencia de hipertexto (Hypertext Transfer Protocol). Le indica al navegador que tipo de información va a recibir para interpretarla y mostrarla adecuadamente. En los navegadores actuales no es necesario poner el protocolo cuando escribimos una dirección web ya que lo añaden automáticamente.

WWW: significa World Wide Web. En su día, sirvió para distinguir que clase de servicio estábamos solicitando, pero hoy su uso es continuado por la costumbre. En ocasiones, hay sitios que no están configurados para acceder a ellos poniendo o sin poner el "www". Si poniendo el prefijo www no entras al sitio correcto (o la página no se abre), prueba volviendo a entrar sin escribirlo. Si el sitio no está caído, es posible que esto funcione.

proyectoautodidacta: es el nombre elegido para el sitio. Se le conoce habitualmente como "nombre de dominio" ya que su adquisición está unida al dominio que lo acompaña. Los precios y la disponibilidad de los nombres pueden variar según el dominio que tengan. Por ejemplo, un nombre con un dominio .COM puede ser más caro que el mismo con el dominio .NET.

Características de los nombres:

  • Pueden contener números o letras.
  • No pueden contener signos de puntuación, excepto el guión (-). Sin embargo, el nombre no puede comenzar ni terminar con un guión.
  • No tienen espacios entre las palabras o los caracteres.
  • En español, pueden contener tildes (á) y la letra Ñ. Sin embargo, su uso no está muy extendido.

.com: Dominio o extensión (de dominio). Ayuda a identificar que tipo de sitio es o a que país pertenece, aunque esto en realidad está en desuso en la mayoría de los casos. Por ejemplo, para la mayoría de páginas se suele preferir el dominio .COM ya que es el más conocido.

Hay dos tipos de dominios: los genéricos y los geográficos o territoriales.

  • Genéricos: Los dominios genéricos están divididos según la actividad a la que se dedica un sitio web. Por ejemplo, los .COM hacen referencia a actividades comerciales, los .EDU a actividades educativas, los .ORG a entidades sin ánimo de lucro, etc. Algunos dominios genéricos pueden necesitar de requisitos especiales para poder registrar con ellos un nombre.
  • Geográficos: Hacen referencia al ámbito geográfico al que pertenece el sitio web. Según el país, pueden estar restingidos sólo a personas o empresas nacionales o situadas en la nación respectiva. Por ejemplo: .EC (Ecuador), .ES (España), .CO (Colombia), .AR (Argentina), etc. En ocasiones, se registran acompañando a un dominio genérico, como por ejemplo: .COM.EC, .EDU.ES, etc.
Navega por esta serie<< Partes del navegador IIIAnatomía de una dirección de correo electrónico >>