Asociación de archivos

Parte 40 de la serie Manual básico de software
Apoya a Proyecto Autodidacta a través de Patreon

Asociación de archivos

Esta página forma parte del “Manual básico de hardware y software”. Descarga el cómic completo:

bannerMBHS1

TRANSCRIPCIÓN

Hay una característica que tienen casi todos los sistemas operativos en relación con los programas y los tipos de archivo: la asociación.

La asociación de tipos de archivo nos permite “conectar” a determinado tipo de archivo con un programa concreto. Generalmente, esto lo hace de manera automática el programa cuando es instalado. Algunos programas pueden abrir diferentes tipos de archivo, pero siempre tienen un tipo favorito. Es para eso que el sistema operativo, en el caso de Windows y GNU/Linux (y otros) utiliza las extensiones.

La extensión le indica el tipo de archivo que es y entonces la relaciona con un programa que tenga instalado, de manera que al abrir el archivo (por ejemplo, al hacer doble clic sobre él) se abra el programa asociado mostrando su contenido.

En ocasiones hay tipos de archivo que no están asociados con ningún programa. Esto puede ser por error del sistema o porque no tengamos ningún programa que pueda abrirlo. Cuando ocurre, el sistema operativo nos suele preguntar con cuál deseamos abrir el archivo y, a veces, si queremos que siempre se abra con ese programa.

Que un tipo de archivo esté asociado con un programa no quiere decir que no se pueda abrir con otro. Además, si un programa nos cambia la asociación de un tipo de archivo, podemos nosotros mismos volver a cambiarla sin ningún problema, pero eso se suele hacer de forma diferente en cada sistema operativo.

Actualización: el cómic publicado en esta entrada ha sido actualizado a una versión más grande y mejorada. La fecha de publicación original fue el 19 de agosto de 2008
Navega por esta serie<< Compresores, navegadores y utilerías