Breve historia de las computadoras

Parte 4 de la serie Manual básico de hardware
Apoya a Proyecto Autodidacta a través de Patreon

Breve historia de las computadoras (1)

Breve historia de las computadoras (2)

Breve historia de las computadoras (3)

Breve historia de las computadoras (4)

Estas páginas forman parte del “Manual básico de hardware y software”. Descarga el cómic completo:

bannerMBHS1

TRANSCRIPCIÓN

Desde hace mucho tiempo el hombre ha tratado de inventar máquinas que le hiciesen la vida más fácil. Sobre todo, que hiciesen por él tareas que eran repetitivas.

Un ejemplo de esto son las máquinas industriales, que pueden hacer tareas físicas muy pesadas una y otra vez sin cansarse y sin equivocarse.

Pero, ¿y las tareas mentales? Para eso se inventaron las computadoras.

Ya desde hace mucho tiempo se inventaron máquinas para calcular basadas en dispositivos mecánicos. Pero no es hasta el siglo XX que con la electricidad se empiezan a crear las primeras computadoras de verdad, también llamadas “cerebros electrónicos” porque trataban de imitar el funcionamiento del cerebro.

Algunos autores dicen que han existido cuatro generaciones de computadoras hasta ahora. Cada generación se diferencia de la otra por la tecnología que fue usada. Por si no lo sabes, una generación es una sucesión de descendientes en línea recta.

La primera generación va de 1951 a 1958. Eran computadoras que utilizaban bulbos al vacío. Para programarlas se necesitaban varias personas. Eran enormes: podían tener el tamaño de un edificio y pesar toneladas. Las más conocidas fueron ENIAC (la primera) y UNIVAC.

La segunda generación es desde 1958 a 1964. En lugar de bulbos se utilizaron transistores, que eran piezas 200 veces más pequeñas y que necesitaban menos electricidad para funcionar. Eran máquinas más veloces y menos costosas. En esta generación se hicieron los lenguajes de programación: una manera más sencilla de decirle a la compu lo que tenía que hacer.

La tercera es de 1964 a 1970. Entonces se pasó del transistor al circuito integrado: una placa pequeña con muchos transistores. Las computadoras se siguen haciendo más pequeñas, baratas y rápidas. Son más fáciles de usar gracias a nuevos lenguajes de programación. Su uso se extiende cada vez más.

La cuarta continúa desde 1970 hasta ahora. Los circuitos integrados se hacen más y más pequeños, y con más y más transistores (cientos o miles). Aparecen las computadoras personales (PC, por sus siglas en inglés).


Las computadoras personales de los años 70 todavía eran muy difíciles de usar por cualquier persona sin conocimientos muy avanzados.

Entonces apareció la compañía Apple, que creó una serie de computadoras fáciles de manejar por cualquiera. Ese fue el verdadero comienzo de las computadoras personales.

Pero había otro problema, ya que existían muchos modelos que eran diferentes entre sí: C-Amiga (de Commodore), Mega ST (de Atari), Lisa y Macintosh (de la misma Apple)… Era como si un coche de una marca se condujese de forma diferente, funcionase de otra manera y usase otro tipo de gasolina que el de otra marca. Todos se guardaban el secreto de como hacían sus computadoras, por lo que no había manera de compartir bien la información entre ellas, o de usar el mismo programa en una o en otra.

Hasta que en 1981 IBM sacó su IBM PC. Se trataba de una computadora de bajo costo e IBM uso una arquitectura abierta; es decir, que le mostraron a todo el mundo como la habían hecho. Y lo más importante: la forma de hacerlo se podía replicar legalmente y sin costo.

Tomando esto como base, muchas otras compañías empezaron a fabricar el mismo modelo de computadora. De esta forma, se terminó convirtiendo en el estándar.

La única compañía que no hizo eso fue Apple, que siguió con su modelo Macintosh (más conocido como Mac), haciendo piezas y programas especiales para él.

Y así llegamos al día de hoy, cuando tenemos dos modelos principales de computadores personales: PC y Mac (de Apple).

PCs tenemos de muchas marcas, pero el modelo (el tipo de piezas, donde van, etc.) es siempre el mismo. De Mac sólo existen las que hace Apple.

Esto se extiende también a las portátiles y, en parte, a las tablets y teléfonos inteligentes, aunque estos últimos son harina de otro costal.

Los programas que usamos en una PC no pueden ser utilizados en una Mac, y al revés. Pero esto es más por el sistema operativo, del que hablaremos más adelante.

Aquí hablaremos de las PC de escritorio. No de ninguna marca en especial, sino que lo que digamos se aplica a todas.

En cuanto a eso de la marca… Bueno, mucho se habla de comprar una computadora “de marca” o un “clon”. En realidad, un clon sólo es un computador construido con piezas de diferentes fabricantes y que muchas veces está hecho a medida o se puede modificar con mucha facilidad.

Hasta las “de marca” usan piezas de otro fabricante. La diferencia principal suele estar en el diseño y en la garantía. Las “de marca” suelen ser más bonitas, ofrecen más tiempo de garantía, tienen mejor servicio técnico… y son más caras. Un clon puede ser hecho por cualquier técnico o persona con suficientes conocimientos; no suelen ser tan bonitas, el tiempo de garantía es diferente para cada pieza y cuando haya problemas, tenemos que recurrir a cualquier servicio técnico… pero son más baratas.

Como hemos dicho antes, a continuación hablaremos de las partes internas y externas de una PC de escritorio. Lo que digamos es aplicable también a las PC portátiles, pues prácticamente tienen las mismas piezas pero compactadas para ocupar menos espacio.

Navega por esta serie<< Tipos de computadorasQué es el hardware y qué es el software >>