Como incentivar el diálogo en un blog

Parte 15 de la serie Buenas prácticas con blogs

Siendo provocador, naturalmente.

Aunque la buena marcha del se garantice antes tanto por moderación en las formas como en el tono, las útiles y juguetonas provocaciones pueden ser una tentación para intervenir que algunos lectores no podrán resistir.

Sembrando la duda, y manifestándola.

Por más que los lectores agradezcan la información que proporcionáis, un blog no es una tribuna de cátedra ni debería situarnos en un papel de gurú o algo parecido. Esta práctica es la contraria a la que siguen las “estrellas blogueras”, pero sucede que estas personas tienen en el blog un elemento central de su actividad. Para ellas el blog es el fin en sí mismo, mientras que para vosotros es un medio para alcanzar vuestros auténticos fines. Con toda probabilidad, vais a invitar más al diálogo si cerráis un post con un interrogante, si dejáis abiertas varias posibilidades o, mejor, si manifestáis vuestras dudas de forma honesta y directa e invitáis a la respuesta.

Haciendo preguntas directas.

Las dudas no son la única forma de interpelar a vuestros lectores. Podéis hacerlo de forma aún más directa, preguntándoles su opinión al final de algún que otro post. Esto puede que no funcione las primeras veces, pero insistiendo, vuestros lectores más activos y entusiastas acabarán cogiendo costumbre de participar.

Invitando a los lectores a que acaben los textos con sus .

Este sería el extremo de la dinámica que acabamos de mencionar. Si señaláis de alguna manera que el conocimiento que disponéis de un tema es incompleto y que agradeceríais su ampliación, vuestro trabajo previo de aportar información puede invitar a alguno de vuestros lectores a completar lo que habéis pedido. Tenéis que tener en cuenta que si el lector no es bloguero, es bastante posible que sienta cierta prudencia a la hora de informar como lo hacéis vosotros.

Invitando a tus lectores a que participen con sus propios post.

Una vez que el blog tenga cierto recorrido, sucederá en distintas ocasiones que algunos de los comentarios resultan realmente productivos e interesantes. Ese será el momento de invitar a vuestros lectores a que lo amplíen, sea vinculando a un texto en su propio blog o invitándoles a que generen un post de invitado para el vuestro.

Agradeciendo los comentarios.

Esto tiene que ser explícito. Tenéis que compensar a los lectores por las molestias que se toman al preguntar, respondiéndoles. Si sois tenaces en esto, se acabará generando un clima de diálogo que enriquecerá el blog de manera decisiva.

Respondiendo a las preguntas que os planteen en los comentarios.

Pensad en las preguntas como en peticiones de ampliación puntual acerca de los temas que habéis tratado. Vuestra buena disposición seguro que obtendrá recompensa.

Dibujo original de la viñeta 5 de la segunda página de este post: http://www.openclipart.org/detail/18690

Descarga

Si lo que has leído te resultó útil, ¿por qué no consideras hacer una pequeña donación para que este proyecto siga adelante?

Navega por esta serie<< El diálogo en un blogLa degeneración en carga de un blog >>

Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Spain El contenido de esta entrada está bajo una licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Spain.