El escritorio

Apoya a Proyecto Autodidacta a través de Patreon

gui05

Sea en Windows o en GNU/Linux, toda GUI respeta una serie de convenciones acerca de su aspecto y de su comportamiento para que la experiencia de cambiar de sistema operativo y de usarlo no sea tan traumática.

Todas esas convenciones son las que vamos a ver desde ahora. Vamos a tratar de usar los términos más generales, pero a veces estos pueden variar ligeramente de una GUI a otra. Como referencia, nos centraremos en Windows y en la de KDE, haciendo algunas referencias a Gnome.

Lo primero con lo que nos encontramos al acceder a una GUI es con un área que ocupa toda la pantalla llamada escritorio. Suele tener una barra de extremo a extremo, ya sea en la parte inferior o en la superior. Se le suele llamar «barra de tareas».

Su nombre viene de que se pensó para que funcione como el escritorio de cualquier oficina y que podamos colocar cosas en él, moverlas, abrir documentos sobre él, etc. En inglés se dice “desktop”.

Casi todas las GUI permiten personalizar el escritorio cambiando la imagen de fondo del mismo. Estas imágenes se conocen con el nombre de “papel tapiz”, “wallpaper” en inglés. En Internet podemos encontrar infinidad de imágenes pensadas para ser usadas como papel tapiz.

Configurarlo suele ser algo muy sencillo. En casi todas las GUI se trata tan sólo de hacer clic con el botón derecho del ratón sobre cualquier parte vacía del escritorio y seleccionar la opción adecuada del menú que aparece (normalmente será “propiedades”,“configuración” o algún nombre parecido).

Navega por esta serie<< Funcionamiento de la GUI de GNU/LinuxLos iconos >>