Imágenes y vídeos en un blog

Parte 12 de la serie Buenas prácticas con blogs

Un está construido con palabra y depende de ellas. Pero la imagen resulta un estupendo complemento eficaz y versátil de vuestros textos: contextualiza lo que contáis y ayuda al lector a conectarlo con lo real. Incluso si no se trata de una imagen directa, como una foto de vuestras sesiones, usar evocadoras o simbólicas hace más amable la lectura y mejora la disposición del lector.

Un vídeo hace muy fácil un post. Sólo tienes que escribir una pequeña introducción a lo que van a ver los lectores, insertar el código para reproducirlo dentro de tu blog y, si es necesario, acabar con un breve comentario final.

Podemos distinguir entre dos tipos: vídeos propios y ajenos.

En cuanto a los ajenos, no conviene abusar de ellos. Corres el riesgo de acostumbrar a tus lectores a que tu texto no es tan importante. No subestimes el poder de la imagen en movimiento, porque no es sencillo que tus textos puedan competir con ella por la atención de los lectores.Es un magnífico recurso, pero debe emplearse con mesura, sólo en una parte reducida de los post que produzcas.No permitas que compita con las ideas y mensajes que quieres trasmitir escribiendo.

La cosa cambia bastante cuando habéis sido vosotros los que registrasteis en vídeo qué pasaba en un evento determinado, y mejor todavía si insertasteis comentarios propios. Estaríamos ante un mensaje completamente personal, en línea con la forma de comunicar de un blog.

Descarga

Si lo que has leído te resultó útil, ¿por qué no consideras hacer una pequeña donación para que este proyecto siga adelante?

Navega por esta serie<< Nuestro tiempo y el blogEscribes para los lectores >>

Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Spain El contenido de esta entrada está bajo una licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Spain.