La barra de tareas

Apoya a Proyecto Autodidacta a través de Ko-Fi

gui09

Como decíamos, casi todas las GUI tienen una barra de tareas. Esta suele encontrarse en la parte inferior del escritorio, aunque podemos cambiarla de sitio. En GNOME, por ejemplo, viene en la parte superior. Esta barra siempre permanecerá visible, aunque podemos personalizar su comportamiento para ocultarla, o cambiarla de tamaño, etc.

Casi siempre hay un botón en su extremo izquierdo. Este botón, que en Windows se llama (y pone) Inicio, nos muestra una serie de opciones para manejar la computadora. En Gnome, los menús de este botón aparecen a lo largo de la barra. Hablaremos de él con más detalle un poco después,pero nos referiremos a él con el mismo nombre, Inicio, tanto en Windows como en KDE.

En el extremo derecho de la barra solemos encontrar un reloj y, junto a él, una zona que en Windows se llama “Área de notificación”. En esta zona aparecen unos pequeños íconos que indican los programas que están funcionando en modo oculto, es decir, sin que los veamos. Muchas veces, si hacemos un clic o doble clic con el botón derecho sobre ellos, aparecerán una serie de opciones. En el caso del reloj, nos permitirá configurarlo.

Junto al botón de Inicio solemos encontrar una zona donde hay una serie de íconos que pertenecen a los programas más usados y que podemos cambiar, añadiendo otros o quitando algunos.

El resto de la barra de tareas se irá llenando con botones que representan cada uno de los programas que tenemos abiertos. Haciendo clic de uno a otro, podemos cambiar entre programas.

Una peculiaridad de GNU/Linux es la posibilidad de escritorios múltiples. Estos se ven en la barra de tareas representados por cuatro cuadraditos. Si hacemos clic en uno de ellos, pasamos a otro escritorio virtual que puede tener sus propios programas abiertos. Esto es muy útil a manera de organización.

Navega por esta serie<< Acciones con el punteroEl botón inicio >>