Mover archivos, arrastrar y colocar

Apoya a Proyecto Autodidacta a través de Patreon

abc14

Vamos a poner un ejemplo de como mover o copiar un archivo de varias formas. Imaginemos que tenemos el archivo “carta.odt” en la carpeta “textos” y que lo queremos pasar a la carpeta “impresos”.

Supongamos que las rutas de las carpetas en Windows fuesen “C:\Mis_archivos\textos” y “C:\Mis_archivos\impresos”; y que en GNU/Linux fuesen “/Mis_archivos/textos” y “/Mis_archivos/impresos”.

Abrimos el gestor de archivos de nuestro sistema y haciendo doble clic en las carpetas nos dirigimos a la carpeta “textos” donde está el archivo “carta.odt”.

Seleccionamos el archivo haciendo un clic sobre él. El archivo quedará resaltado de alguna manera.

A continuación podemos hacer varias cosas: 1) Edición >Cortar. 2) clic botón derecho> Cortar. 3) CTRL+X. Con cualquiera de ellas, el archivo desaparecerá o quedará atenuado.

Ahora nos dirigimos a la carpeta “impresos”. Normalmente, aparecerá en la barra de título de la ventana el nombre de la carpeta en la que estamos. En ocasiones, hay una barra que se llama “Dirección” donde aparece la ruta completa de esa carpeta.

Una vez allí, podemos hacer:1) Edición > Pegar, 2) clic botón derecho > Pegar o 3) CTRL+V. El archivo dejará de estar en la carpeta anterior y estará en la que nos encontramos ahora.

Sin embargo, este proceso es demasiado lento y lleva demasiadas acciones para algo que podemos realizar con una de las funciones más importantes de una GUI: arrastrar y colocar.

El proceso para arrastrar y colocar es hacer clic con el botón izquierdo del ratón sobre el archivo y, sin soltar el botón, mover el archivo hasta su nueva localización.

También sirve para abrir archivos. Para ello tenemos que tener abierto el programa en el que vamos a abrir el archivo, luego ir a la carpeta y arrastrar el archivo hasta colocarnos sobre el botón del programa en la barra de tareas. Permanecemos ahí sin soltar hasta que el programa se maximice y, a continuación, llevamos el archivo hasta el interior del programa, donde lo soltamos.

Una manera de utilizar el “arrastrar y colocar” para mover archivos es teniendo abiertas las carpetas entre que moveremos la información cada una en una ventana y después, arrastrar el archivo de una a otra.

El archivo se cambiará de lugar si las dos carpetas están en el mismo disco. Si no es así, el archivo se copiará (en versiones antiguas de Windows, sólo se crea un acceso directo). También podemos arrastrar con el botón derecho para que nos muestre un menú contextual para elegir si queremos mover o copiar. En KDE, esto ocurre siempre.

Navega por esta serie<< Gestión de archivosMover y copiar en vista de árbol >>