Partes de la interfaz de VLC

Parte 4 de la serie Manual de VLC media player

Partes de la interfaz de VLC (I)

Partes de la interfaz de VLC (II)

Partes de la interfaz de VLC (III)

Partes de la interfaz de VLC (IV)

Partes de la interfaz de VLC (V)

TRANSCRIPCIÓN

Ahora que ya hemos visto como abrir un archivo en VLC, que es lo primero que queremos hacer apenas instalamos el programa, vamos a detenernos en su .

Lo primero que tenemos es la barra de menús. Desde ella accedemos a todas las opciones con las que cuenta el programa.

A continuación tenemos el área de reproducción, que es donde se verá el vídeo que reproduzcamos o, en el caso de un audio, la carátula del mismo, en el caso de que la tenga.

Debajo tenemos el control deslizante. En él, se nos muestra el progreso del archivo que estemos reproduciendo.

Si pasamos el puntero por encima de él, nos mostrará el tiempo correspondiente al vídeo. Haciendo clic en cualquier parte del control deslizante, nos desplazaremos a ese tiempo que nos muestra.

También podemos avanzar y retroceder moviendo el marcador del control deslizante hacia donde queramos. Es una forma poco precisa pero rápida.

En el extremo izquierdo podemos ver el tiempo transcurrido al reproducir un archivo. En el extremo derecho, podemos ver su tiempo total de reproducción.

Aquí podemos señalar un pequeño truco: si hacemos un clic en el tiempo del extremo derecho, este pasará de mostrar el tiempo total a mostrar el tiempo restante de reproducción.

Podemos alternar entre ambos modos de tiempo tan sólo haciendo clic en ese extremo del control deslizante.

Por último, abajo del todo, tenemos la . En ella encontramos los botones que nos sirven para controlar la reproducción.

El primero es obvio: reproducir / pausar. Cuando abrimos un archivo, se empieza a reproducir automáticamente. Al reproducir, este botón se convierte en el de pausa. Cuando pausamos un archivo, se convierte en el de reproducir.

Si abrimos el VLC y no hemos cargado en él ningún archivo, al pulsar el botón de reproducir se nos abrirá esta ventana. Hablaremos de ella más adelante

A continuación, tenemos un grupo de tres botones: Retroceder, Detener y Avanzar.

Empecemos por el del medio: Detener. Al hacer clic en él, paramos por completo la reproducción. Si la iniciamos de nuevo, empezará desde el principio. Esa es la diferencia entre pausar y detener.

Retroceder y avanzar tienen más miga. En principio, puede pensarse que sirven para ir atrás y adelante por un archivo. Sí pero no.

Su función principal es pasar al archivo anterior o al siguiente dentro de una lista de reproducción.

El VLC sirve para reproducir archivos individuales, pero podemos ir añadiendo cuantos queramos en una lista de reproducción temporal para que cuando termine uno, pase al siguiente. Profundizaremos en esto después.

Por lo tanto, ambos botones nos permiten avanzar y retroceder a lo largo de esa lista. Pero también nos permiten avanzar y retroceder a lo largo del vídeo.

Para hacer esto, hacemos clic en el control apropiado y mantenemos pulsado el botón del ratón. Al hacerlo, el vídeo empezará a avanzar o retroceder en saltos de unos 10 segundos (muy rápidos) hasta que soltemos el botón.

El siguiente grupo de afectan a la manera en la que reproducimos el archivo. El primer control es el de reproducción a pantalla completa, un modo solo disponible para vídeo.

En él, la zona de reproducción se expande hasta ocupar toda la pantalla. La barra de controles también desaparece aunque podemos mostrarla moviendo el puntero.

El segundo control nos muestra la ventana de “Efectos y filtros”, la cual conoceremos mejor más adelante.

El siguiente grupo de controles son los relacionados con las listas de reproducción.

El primero nos muestra la lista de reproducción actual.

El otro es el de repetición de lista y de archivo. Tiene tres modos y pasamos entre ellos con un clic. El primero es el que tiene siempre al inicio: sin aplicación.

Al clicar una vez en el control, se repetirá todo el contenido de la lista hasta que lo detengamos. Es decir, que cuando se termine de reproducir el último archivo, comenzará de nuevo a reproducirse el primero.

Al clicar otra vez más, el icono cambia de aspecto. En este modo, el archivo que se esté reproduciendo se repetirá una y otra vez hasta que lo detengamos o pasemos al siguiente o el anterior.

De ahí el número uno que aparece en el icono.

El último control de este grupo es el de reproducción aleatoria. Al activarlo, VLC irá reproduciendo al azar el contenido de la lista de reproducción.

Los últimos controles se encuentran en el extremo derecho de la barra. Son los de volumen. El pequeño icono del altavoz sirve para silenciar por completo el sonido.

El otro control nos sirve para nivelar a nuestro gusto el volumen de la reproducción clicando en él o clicando y arrastrando.

Por defecto, podemos usar la rueda del ratón para controlar el volumen, aunque esto podemos personalizarlo en las preferencias.

Y estos son todos los elementos que muestra por defecto la interfaz de VLC. Si queremos, podemos personalizarla para que muestre los controles que queramos y donde queramos.

No vamos a entrar en esto de la personalización. Solo señalar que si queremos, podemos hacerlo yendo al menú “Herramientas” y seleccionando la opción “Personalizar interfaz”.

Adicionalmente, existen dos barras más que podemos añadir y que, por defecto, están ocultas: la de controles avanzados y la barra de estado. Para mostrarlas, debemos ir al menú “Ver” y seleccionarlas.

Conoceremos los elementos de estas barras más adelante, cuando los necesitemos para usar algunas de las funcionalidades con las que cuenta VLC.

Si lo que has leído te resultó útil, ¿por qué no consideras hacer una pequeña donación para que este proyecto siga adelante?

Navega por esta serie<< Cómo reproducir un archivo y asociar su formato a VLC en WindowsTodo sobre las listas de reproducción de VLC media player >>