Como buscar y pedir ayuda

Apoya a Proyecto Autodidacta a través de Patreon

220318384_05e8ea3790

Internet es un excelente recurso a la hora de encontrar ayuda para resolver nuestros problemas con la tecnología. Sin embargo, en ocasiones lo utilizamos poco y/o mal, de manera que conseguimos encontrar lo que necesitamos. Es más, a veces incluso no conseguimos que nadie nos eche una mano.

Sin embargo, la web esta llena hasta los topes (si es que tiene) de información valiosa y de gente dispuesta a ayudar… si lo pedimos correctamente (y no es sólo cuestión de educación). En esta entrada vamos a ver como podemos emplear la web para hallar la solución a cualquier problema informático o, por lo menos, encontrar a alguien que nos ayude u oriente con eso tan particular que nos ocurre.

1878956841_66cf1bc42cCuando nos encontramos ante un problema cuya solución desconocemos, podemos echar mano de dos cosas:

  • Buscar información que muestre como solucionarlo.
  • Pedir a alguien que nos ayude a solucionarlo.

Buscar y Pedir, por ese orden, son las acciones que debemos llevar a cabo, sobre todo la primera. Antes de lanzar una pregunta por los medios que veremos más abajo, debemos recurrir siempre a realizar una búsqueda intensiva por la web. A pesar de que los problemas que se pueden suscitar (tanto en software como en hardware) son enormemente variados, a medida que pasa el tiempo se hace más posible que haya un registro de un problema similar y, quizá, su solución.

Veamos algunos consejos para realizar la búsqueda de la solución de un problema:

  • Busca hasta cansarte. Prueba con varias palabras clave diferentes y con búsquedas literales. Una buena búsqueda debe incluir detalles acerca de tu problema. Por ejemplo:

problema monitor apaga tiempo lapso samsung SyncMaster

Hace poco, tenía un problema con el touchpad de mi portátil. Creía que era algo de hardware, pero se me ocurrió hacer una búsqueda en Google con los siguientes términos:

problemas touchpad synaptics acer windows

El primer resultado que me devolvió me dio la solución (por cierto, muchas gracias). No siempre se tiene tanta suerte, por lo que es posible que tengas que buscar por varios sitios antes de dar con lo que necesites.

  • Si se trata de hardware, incluye la marca en una primera búsqueda. Si los resultados son demasiados, prueba con una segunda incluyendo el modelo del dispositivo. Si se trata de software, incluye (obviamente) el nombre del programa e, igual que antes, si hay demasiados resultados o muy dispersos, añade la versión del mismo.

Una recomendación: si la solución del problema pasa por manipular el hardware, no lo hagas a menos que sepas muy bien lo que estás haciendo. Si no es así, puede ser que cometas un error muy grave y muy caro. Una computadora no es un mueble de Ikea en el que todo se reduce a ajustar un par de tornillos. En el caso del hardware, la información que obtengas puede ser útil como diagnóstico. Para cualquier manipulación avanzada, recurre mejor a un servicio técnico.

  • Si los resultados siguen sin ser óptimos, utiliza una búsqueda literal en Google: pon una frase descriptiva del problema entre comillas para que el buscador localice exactamente esa frase. Escribe la frase lo más sencilla posible, con palabras muy comunes o incluyendo algún detalle del error, como un código o algo similar. Es posible que los resultados no sean mejores que los anteriores, pero por probar no se pierde nada.

Google, aunque no lo parezca, no es el único buscador del mundo. Todavía existe Yahoo, Ask u otros menos populares pero también efectivos como Mahalo.

  • Al usar un buscador, recuerda que, en el caso de Google, te muestra sólo los primeros 10 resultados. Si te da pereza ir avanzando de 10 en 10, en esta entrada tienes un bookmarklet para que Google te muestre los primeros 100 resultados en una sola página. De todas formas, no te quedes tan sólo en esos primeros enlaces. Revisa con ahínco cada uno de ellos.
  • Si lo que buscas es la manera de realizar un determinado procedimiento en un programa, utiliza la palabra “como” en la búsqueda y pon el verbo de la acción que quieres hacer en infinitivo (poner, quitar, mover…), además del nombre del programa. Emplea tan sólo las palabras clave relacionadas con el tema que busques.
  • Si sabes inglés, prueba a hacer la búsqueda en ese idioma. A pesar de que en inglés y en español se emplean los mismos términos para ciertas cosas, en muchos casos no es así, por lo que se te puede hacer un poco difícil si no dominas bien el idioma. Si decides emplear un traductor automático para traducir los términos que quieres emplear (y los resultados que obtengas), ten en cuenta que, aunque este campo ha avanzado mucho, las traducciones automática distan de ser perfectas y se comenten muchos errores por culpa de ellas.

2614978610_2d1d678d79

Bien. Resulta que te has recorrido media web y no has conseguido encontrar la solución a tu problema. Tu navegador está que chorrea bits por la barra de tareas y te amenaza con ponerse en huelga si no dejas de abusar de él. Pues entonces, llegó el momento de pedir ayuda. Primero veamos los servicios y lugares que puedes utilizar para ello:

  • Foros: sitios web donde se pueden dejar consultas para que otros usuarios las respondan. Se suele usar también como lugares de discusión donde se plantean temas y los usuarios emiten sus opiniones. Las comunidades alrededor de los foros son muy activas, pero tienes que encontrar el adecuado para tus necesidades. Para usar un foro has de registrarte con tus datos.
  • Correo electrónico: hay mucha gente que hace su correo público y que manifiesta explicitamente su disposición a dar ayuda, pero eso no lo hace todo el mundo y es un medio que hay que manejar con mucho tacto.
  • Servicios de preguntas: son aquellos servicios como Yahoo answers donde puedes dejar una pregunta y que diferentes personas las contesten. Nunca los he usado, pero por las búsquedas que he realizado y que me han remitido a dichos sitios, los resultados no suelen ser muy buenos, especialmente dentro del área de la informática.
  • Twitter: servicio de microblogging donde puedes dejar mensajes de hasta 140 caracteres. No es un chat, aunque en ocasiones puede estar muy cerca de parecerlo. La gente deja mensajes que pueden ser leídos por cualquiera o que les son remitidos a quienes se suscriben a su cuenta como seguidores (followers).
  • Blogs: sistema de publicación de contenidos. Se pueden dejar comentarios en los artículos.

Sabiendo ya a que servicios podemos recurrir, llega el momento de elegir el más adecuado. Para ello, veamos algunas consideraciones al respecto:

  • El uso del correo electrónico ha de realizarse con mucho tacto y no es muy recomendable para estos menesteres. Recuerda que estás interrumpiendo a una persona que no sabes que tan ocupada estará, sobre todo en el caso de que esa persona no haya mostrado explícitamente su disposición a recibir correos con peticiones de ayuda.
  • Twitter puede ser muy útil para pedir recomendaciones de programas o de sitios web, pero no para pedir ayuda para problemas más complejos, aunque puede servir para una ligera orientación. Recuerda que, en este caso, has de estar registrado para poder usar el servicio y que Twitter, aunque se genere conversación, no es un chat. Está a medio camino entre un medio síncrono y uno asíncrono.
  • Un blog puede ser un buen lugar donde pedir ayuda en el caso de que descubras que contiene un artículo que cubre el problema que tienes, pero que no incluye algún dato específico que te permita arreglarlo. Al solicitar ayuda sobre el tema, estarás incentivando al autor para que te eche una mano y, de paso, a ampliar la información para todos los interesados, compartiendo tu solución con los demás y enriqueciendo el artículo. Salvo esta excepción, no me parece que un blog sea el mejor sitio donde pedir ayuda. Si decides emplearlo, recuerda que un blog no es un foro: mientras que un foro es un sistema de comunicación asíncrona bastante frecuentado por sus usuarios, un blog es un sistema de publicación en el que, a pesar de que se pueda generar diálogo, no está enfocado de la misma manera que un foro. Además, la frecuencia de lectura de los usuarios de foros es mayor que la de los comentaristas de blogs, al igual que su participación.
  • El mejor lugar donde pedir ayuda siempre será un foro, pero debes tener en cuenta que si tu pregunta es demasiado simplona es muy posible que no obtengas respuesta, o que esta sea, a su vez, tan simplona como tu pregunta.

31545146_630ad59abf

Sin importar el medio que utilices, hay una serie de recomendaciones que deberías de seguir no sólo para obtener buenos resultados, sino para mantener tu imagen y ser bien considerado por aquellos que te ayuden.

  • Se educado. Saluda a la persona que escribes, si es por correo. No hace falta que seas muy formal, pero las buenas maneras siempre ayudan.
  • No exijas: recuerda que estás pidiendo ayuda y que nadie tiene la obligación de dártela. Si te pones a exigir que te ayuden, nadie lo hará.
  • No utilices letras “alternativas” ni abreviaturas de SMS: nada de K en lugar de la Q, X en lugar de Por, Q en lugar de Que y cosas similares. La mayoría de la gente no cambia las letras por sus equivalentes fonéticos y no se te percibe como una persona alternativa o radical. De igual manera, las abreviaturas tipo SMS déjalas para los SMS: te hará parecer perezoso, y en Internet no cobran por letra ni tienes el espacio limitado (salvo excepciones como Twitter, claro).
  • No intentes parecer lo que no eres: si eres principiante, novato o simplemente no sabes mucho sobre el tema en cuestión, hazlo saber. No pasa nada por eso. Todo el mundo ha pasado por esa etapa. Además, servirá para que la persona que esté dispuesta ayudarte sepa que términos emplear para serte de mayor utilidad.
  • Se específico y concreto: detalla lo más posible tu problema. Si te aparecen mensajes de error, di el contenido del mensaje; si te el comportamiento del programa o de la máquina es inusual, di por qué te parece así; explica cuando sucede el problema, si es al hacer una acción determinada, después de un periodo de tiempo, etc. También añade si has intentado solucionar el problema y como lo has hecho. Eso sí, no añadas detalles irrelevantes tipo “estaba hablando con talpascual cuando…”.
  • Se proactivo: si te nombran un programa o un servicio que te pueda ser de utilidad, no pidas que te den el enlace sin hacer antes una búsqueda en Google y similares. Pide el enlace cuando no lo encuentres, no cuando ni siquiera has mirado por encima en cualquier buscador.
  • Se paciente: la persona o personas a las que les pidas ayuda puede ser que no se encuentren disponibles en ese momento, incluso que no lo estén hasta varios días, semanas o meses después. Si escribes tu petición de ayuda en un medio asíncrono, no puedes esperar una respuesta inmediata. Incluso es posible que nadie sepa la respuesta a tu problema.
  • Recurre a más de un sitio: si después de un tiempo no obtienes respuestas en un sitio, prueba en otro. Es más, prueba en varios al mismo tiempo, pero no te olvides de volver por allá y dar las gracias, te haya sido o no de utilidad la información que te diesen.
  • Se agradecido: aunque me repita, hago hincapié sobre ello porque te ayudará a mantener una buena imagen y se estará más dispuesto a ayudarte en la siguiente ocasión.

Para terminar, repito lo que dije al principio: primero busca y luego, si no has encontrado la solución, recurre a alguno de los medios citados para pedir ayuda, pero siempre después de haber buscado hasta caer rendido. Si no lo haces, es posible que te terminen contestando eso de “’¡¡¡Usa el p*** Google!!!”.

Fotos: todas las imágenes están enlazadas a sus respectivos autores.