Como buscar de manera efectiva

Apoya a Proyecto Autodidacta a través de Patreon

Una de las actividades que hacemos en la web y a la que dedicamos gran parte del tiempo que pasamos en ella es la búsqueda de información. Sobre este tema, ya hablamos un poco en otra entrada, limitándonos a explicar como buscar ayuda, pero en esta ocasión vamos a profundizar en él con el objetivo de que sea más fácil localizar la información que necesitamos.

Para comenzar, nada mejor que ver el vídeo Web search strategies in plain english de Common Craft (subtitulado en español). En él se explican los fundamentos del funcionamiento de los buscadores y se dan un par de consejos útiles a la hora de buscar.

En realidad, todo se reduce a lo que se explica en el vídeo:

  • Incluir palabras relacionadas con lo que buscamos (cuantas más, mejor).
  • Emplear parámetros de búsqueda de texto literal (usando las comillas).
  • Omitir en los resultados palabras no relacionadas con el tema (usando el guión).

Usando esos tres consejos de manera adecuada, es muy posible que logres encontrar lo que buscas. Pero ahondemos sobre ellos.

Define bien tu búsqueda

Cuantas más palabras incluyas en tu búsqueda, más resultados útiles obtendrás. Trata de concretar lo más posible. Añade palabras o expresiones entre comillas que permitan refinar la búsqueda; omite con el guión palabras que no quieras que aparezcan en los resultados. Recuerda que los buscadores son máquinas y que no pueden leer el pensamiento, aunque a veces lo parezca.

Ejemplo:

Para buscar un título, usa comillas: “El dardo en la palabra”.

Combina la búsqueda literal con la omisión de resultados: “Los ángeles” –california.

Incluye palabras: NO > Frank Miller Batman SÍ > Frank Miller Batman “El regreso del señor de la noche” -spirit

Ahórrate algunas palabras

Algunos buscadores omiten palabras como artículos (el, la, los), adverbios (cómo, cuando), conjunciones (y, e, u, o) o dígitos (1,2,0…), aunque no siempre es así. Utiliza mejor siempre palabras sueltas que tengan relación entre ellas. Eso sí, si deseas que aparezcan las palabras que acabo de indicar, utiliza las comillas.

Ejemplo:

NO > La industria en la Inglaterra del siglo XIX

SÍ > industria inglaterra “siglo XIX"

  • Usa operadores

La mayoría de los buscadores permiten el uso de una serie de signos o palabras especiales que te ayudan a refinar la búsqueda. Consulta la página de ayuda de cada buscador para ver cuales se pueden usar.

Ejemplo:

BIEN > industria inglaterra “siglo XIX” “siglo XX”

MEJOR > industria inglaterra “siglo XIX” OR ”siglo XX” (mostrará los resultados que contengan las expresiones siglo XIX o siglo XX)

  • Ve más allá del primer resultado

Los buscadores suelen ofrecer sus resultados a manera de lista. Existe una tendencia a considerar como válido únicamente el primero de ellos, haciendo caso omiso de los demás (y del resto de páginas de resultados). Esto es un error. A pesar de que los buscadores van mejorando sus técnicas, aún distan de ser perfectos. No te limites al primer resultado, ni siquiera a la primera página. Ve más allá. Las búsquedas efectivas sin esfuerzo no existen.

  • No te limites a una sola búsqueda

Si en la primera búsqueda que realizas obtienes resultados positivos pero incompletos en algunos detalles, no te abstengas de realizar más búsquedas. Incorpora nuevos términos que permitan localizar esos detalles que te permitirán obtener una información más completa.

  • No todo está en la web

Piensa en ello: aunque la información que contiene la web aumenta día tras día, es posible que ese dato concreto no se encuentre en ella. No descartes utilizar recursos más clásicos, como las bibliotecas y las hemerotecas.

  • Hay muchas cosas en la web

Sin embargo, no te des por vencido a la primera de cambio. Es muy posible que si no obtienes buenos resultados sea porque la búsqueda que has realizado no es correcta. Haz varios intentos, combinando diferentes palabras.

  • Usa sinónimos

Como se dice en el vídeo, hay palabras que tienen muchos significados. Utiliza sinónimos para tratar de refinar los resultados. El idioma español es muy amplio y hay que sacarle partido.

  • Contrasta la información que encuentres

Por desgracia, no todo lo que hay en la web es verdad. En ocasiones, mucha gente (incluso sin malicia) ofrece informaciones falsas o inexactas. Utiliza el sentido común a la hora de buscar. A ser posible, trata de encontrar por lo menos tres sitios distintos que den la misma información (pero que no se copien entre ellos). También, fíjate el lugar donde entras. Si se trata de un blog, es posible que lo que halles sea una opinión personal del autor (pero no siempre). Si es un wiki, el contenido habrá sido editado por usuarios cuya procedencia desconoces. Sin embargo, usando el sentido común podrás verificar que tan fiable es lo que se dice en esos sitios.

  • Abre los resultados en nuevas pestañas

Casi todos los navegadores actuales tienen pestañas: por aquí, el favorito es Firefox. Ve probando los resultados obtenidos abriéndolos en nuevas pestañas, de manera que no tengas que retroceder hasta la búsqueda. En Firefox, lo puedes hacer pulsando la tecla Ctrl mientras pinchas en el enlace o pinchando con el botón derecho en el enlace y seleccionando Abrir en nueva pestaña en el menú contextual.

  • Conserva las páginas de consulta para revisarlas estando desconectado

No corras riesgos. Si descubres una página vital para la investigación que estás haciendo, consérvala para revisarla sin necesidad de conectarte (ya sea en prevención de un corte de conexión o para conservar la información para otro momento). Firefox tiene algunas extensiones muy útiles para esto, de entre las que destaco Scrapbook. Sin embargo, siempre puedes hacerlo por el método tradicional: Archivo > Guardar como… . Recuerda que el contenido de la página se guardará en un archivo y las imágenes (y otros archivos necesarios) dentro de una carpeta llamada igual que la página pero con el sufijo _files. Por ejemplo, si guardas una página llamada “helicópteros”, se te creará un archivo llamado helicópteros.html y una carpeta llamada helicópteros_files.

Google no es todo

Hay que decir que la mayoría de los usuarios de habla hispana utiliza Google como su buscador principal. Y eso, en sí mismo, no es malo. Sin embargo, sí lo es cuando por medio de la gran G no conseguimos encontrar lo que necesitamos y nos damos por vencidos sin tener en cuenta otros buscadores.

Otros buscadores que puedes utilizar son:

Aunque pueda parecer que no es así, los resultados que ofrece cada buscador a una misma serie de palabras varía, y en algunos casos bastante.

logo

Pero Google es muy bueno

Para que nos vamos a engañar: Google es el rey de los buscadores. No en vano a alcanzado la posición en la que se encuentra actualmente. Veamos a continuación algunas herramientas concretas para él.

Operadores

En Google, se pueden usar los varios operadores. Aquí sólo indicaremos 2: OR y * (asterisco).

OR

Si quieres buscar páginas que tengan una palabra u otra, pero no las dos juntas o en la misma página, utiliza la expresión OR (o erre, las dos en mayúsculas). Por ejemplo, “diamantes OR relojes” mostrará todas las páginas que incluyan la palabra “diamantes” y todas las que incluyan la palabra relojes.

*

¿Qué no te acuerdas del título completo de un, digamos, un libro pero si de como empieza, como acaba y cuantas palabras son las que hay en medio? Pues utilizas comodines. Un comodín es un signo que vale por cualquier cosa. El comodín por excelencia en informática es el asterisco, y aquí los de Google no iban a poner otra cosa. Por ejemplo, en el libro que antes citábamos, “El dardo en la palabra”… Supongamos que sólo recuerdas que era “El noseque de la palabra” o “El nosecuantos en la palabra”. Tenemos dos palabras que no recuerdas bien: noseque y en o de. De lo demás estás segurísimo. Entonces, fácil. Escribes: abre comillas el espacio asterisco espacio asterisco espacio la palabra cierra comillas. Esto te devolverá como resultados enlaces a páginas que tengan tanto “El mundo de la palabra” como “El dardo en la palabra”. A partir de ahí, sólo queda que tu memoria se reavive al ver los títulos.

¡Ah! Ojo, que esto no sirve para completar palabras. Si escribes mus*, no te devolverá resultados con música, músico, músical…

Comandos u operadores avanzados

Los comandos u operadores avanzados son palabras que se escriben sin ninguna separación entre ellas y seguidas por el signo de dos puntos. Estos comandos sirven para darle a Google la orden de que busque en determinada parte o nos devuelva determinada información sobre aquello a lo que le aplicamos el comando. Son bastantes, por lo que aquí reseñaré sólo los que nos pueden ser más útiles en búsquedas habituales.

Para encontrar la definición de una palabra, usa Define:

Sirve para encontrar páginas que ofrezcan una definición de una palabra. Útil para usar Google como diccionario. Por ejemplo: define:autodidacta

Para encontrar un tipo de archivo, usa Filetype:

Te ayuda a encontrar archivos en la web que tengan una extensión concreta. Por ejemplo: autodidacta filetype:jpg

Para buscar sólo dentro de un sitio concreto, usa Site:

Hace una búsqueda sólo dentro de un sitio determinado. Por ejemplo: firefox site:www.proyectoautodidacta.com

Para ver desde donde enlazan a un sitio, usa Link:

Sirve para ver que sitios web contienen enlaces a la página que indiques. Puede servirte para hacerte una idea de su popularidad, o para averiguar que dicen sobre ella. Por ejemplo: link:www.proyectoautodidacta.com

La búsqueda avanzada

googadv

Junto a la casilla de búsqueda, hay una enlace a las opciones de búsqueda avanzada. Esto te permite utilizar los operadores y algunos elementos más de manera sencilla y rápida, sin necesidad de escribirlos. Emplea la búsqueda avanzada para hilar muy fino en una búsqueda (añadiendo cosas como búsqueda por fecha, licencias, etc.).

advance