Cómo impedir que se inicien programas al arrancar Windows 10

Con una pequeña donación, Proyecto Autodidacta puede seguir adelante
TRANSCRIPCIÓN

Una de las razones por las que Windows 10 puede tardar en arrancar es porque tengamos muchas aplicaciones que se inician junto con el sistema.

Algunas aplicaciones, al instalarlas, nos ofrecen arrancar al mismo tiempo que Windows. A veces, ni siquiera nos lo ofrecen, sino que lo hacen por ellas mismas sin decirnos nada.

Vamos a ver como desactivar esos arranques automáticos de aplicaciones por medio de dos sistemas, uno más clásico que otro.

Primero veamos el más moderno, que se introdujo en la actualización de abril de 2018. Para ello, debemos abrir el menú Inicio y clicar en «Configuración».

A continuación, clicamos en la opción «Aplicaciones».

En la barra lateral izquierda, clicamos en «Inicio», abajo del todo. Esto hará que a la derecha se nos muestre una lista de todas las aplicaciones que arrancan junto con el sistema.

Ahora todo lo que tenemos que hacer es desactivar las que no queremos que arranquen clicando en el botón que hay junto a su nombre.

Cabe decir que, como se ve a simple vista, bajo el botón se nos indica el impacto que tiene la aplicación sobre el arranque. Sin embargo, esto no parece muy fiable pues pueden aparecer casos en los que solo dice «No medido», algo que no es muy útil. Aunque, claro, esto puede variar de computadora a computadora.

El otro método es uno que lleva en Windows de hace muchas versiones. Para utilizarlo, primero hacemos clic derecho en la barra de tareas y seleccionamos «Administrador de tareas».

Es muy posible que se nos abra el Administrador de tareas en su versión más reducida. Si es así, clicamos en la opción «Más detalles» para ampliarlo.

Con el Administrador ampliado, veremos que ahora tenemos varias pestañas. Entramos a la que dice «Inicio».

Veremos entonces la lista de las aplicaciones que arrancan al inicio del sistema. Lo que tenemos hacer ahora es clicar en la que queremos desactivar y, después, clicar en el botón «Deshabilitar» que hay abajo a la derecha.

También podemos hacer clic derecho sobre la aplicación y seleccionar en el menú contextuar «Deshabilitar».

La recomendación para que Windows arranque más rápido es que se inicien con el sistema cuantas menos aplicaciones mejor, pero esto dependerá de tus necesidades, ya que a veces resulta conveniente que algunas se activen al inicio.

Además, no te preocupes: si desactivas una aplicación que luego resultaba que te era útil que se activase al inicio, siempre puedes volver a activarla siguiendo los mismos pasos que hemos visto.

Navega por esta serie<< Cómo averiguar qué versión de Windows 10 tienesQué es el caché de Internet y cómo eliminarlo >>