Cómo sacar las imágenes de un documento de Word, Excel o PowerPoint sin abrir el archivo

Con una pequeña donación, Proyecto Autodidacta puede seguir adelante
TRANSCRIPCIÓN

Pongámonos en el siguiente caso: tienes un archivo de Word, Excel o Power Point que contiene unas imágenes y necesitas sacarlas de ahí para usarlas en otra parte.

¿Cómo hacerlo?

Una solución es el clásico copiar y pegar, pero puede ser problemático según el caso. Y desde luego, es trabajoso y lento.

Pero hay otra solución más rápida.

La versión resumida es la siguiente: le cambias la extensión al archivo a ZIP, extraes el contenido en una carpeta y allí encontrarás las imágenes que haya dentro del archivo.

Vamos a verlo paso a paso.

Abrimos el explorador de Windows y vamos al lugar donde tenemos el archivo del que queremos extraer las imágenes.

Recuerda: estamos hablando de archivos de Word, Excel, Power Point y cualquier otro de MS Office. Después veremos por qué.

Asegúrate de que puedes ver la extensión del archivo, que será DOCX, XLSX o PPTX.

Si no la puedes ver, haz lo siguiente (que ya hemos explicado anteriormente en otra entrega).

Con la cinta desplegada, haz clic en la pestaña «Vista».

Si no has desplegado la cinta, no hay problema: cuando cliques en «Vista», se desplegará.

En la cinta, ubica la sección «Mostrar u ocultar». Allí, activa la casilla «Extensiones de nombre de archivo».

Ya puedes ver las extensiones de los archivos. Ahora, clica con el botón derecho en el archivo y selecciona «Cambiar nombre».

También puedes pulsar la tecla F2 con el archivo seleccionado o hacer un clic sobre el nombre.

Borra la extensión y escribe «ZIP». Ten cuidado y no elimines el punto que hay antes de la extensión.

Verás que el icono del archivo ha cambiado de aspecto.

Ahora todo lo que tienes que hacer es descomprimir el archivo. Hay varias formas de hacerlo, pero vamos a ver la más sencilla

Haz clic derecho sobre el archivo y selecciona «Extraer todo…».

En la ventana que aparece, puedes cambiar el lugar donde se va a extraer el contenido del archivo.

Si no lo cambias, se extraerá en una carpeta con el nombre del archivo que se creará en el mismo lugar donde se encuentra este.

Y eso es todo. Para encontrar las imágenes que hay en el archivo, entra a la carpeta que se ha creado. Allí encontrarás varias carpetas más.

Dependiendo del tipo de archivo original, deberás a entrar a una u otra.

Si era un archivo de Word (DOCX), deberás entrar a la carpeta «word».

Si era un archivo de Excel (XLSX), deberás entrar a la carpeta «xl».

Si era un archivo de Power Point (PPTX), deberás entrar a la carpeta «ppt».

Dentro de esa carpeta, habrá otra llamada «media». Dentro de ella, encontrarás las imágenes.

Este procedimiento lo puedes realizar también con otros archivos, como los creados con el formato nativo de Libre Office u Open Office: ODT, ODS, ODP y similares.

La diferencia con archivos de este tipo es que debes buscar las imágenes dentro de la carpeta «Pictures».

En realidad, esto lo puedes hacer con todos los archivos que usen un formato de documento abierto. Pero como explicar esto con más detalle nos llevaría mucho tiempo, vamos a dejarlo aquí por ahora. Solo quédate con ese dato e investiga si quieres saber más.

La ventaja de usar este método es que te permite recuperar las imágenes tal y como eran antes de ser insertadas en el documento y modificadas.

La mayoría de las veces, cuando se inserta una imagen en un documento, esta se modifica desde el programa para que encaje con el resto de elementos. Por ejemplo, se le cambia de tamaño o incluso se alteran sus proporciones.

Si extrajeses las imágenes por el método de copiar y pegar, lo más probable es que obtendrías las imágenes con esas modificaciones.

Con este método, obtienes las imágenes originales, tal y como eran cuando se insertaron, antes de ser modificadas.

Navega por esta serie<< Para qué sirve ver las extensiones de los archivos y cómo mostrarlas en Windows 10Qué son los metadatos >>